Mi cuenta
926512292 688703322

Tipos de portaesquís

en Preguntas Frecuentes

Descubrimos los tipos de portaesquís, sus características, tipos de instalación y ventajas.

Uno de los deportes más practicados cuando llega el invierno es el esquí o el snowboard, son muchos los aficionados que viajan a las estaciones de esquí cuando tienen ocasión y se hace necesario un transporte seguro y cómodo de las tablas de snow o esquís.

Un mal transporte de las tablas dentro del habitáculo del coche (siempre y cuando sea un vehículo autorizado para transportar simultáneamente personas y carga) puede resultar un peligro para otros ocupantes del vehículo en el caso de que ésta esté mal fijada o se produzca algún incidente, los elementos del interior se convierten en peligrosos proyectiles.

Tipos de portaesquís y portatablas de snow

Actualmente el mercado cuenta con varios tipos de porta esquís, podremos diferenciarlos fácilmente y que el usuario elija uno u otro en función de varias funcionalidades y características:

Portaesquís de techo: estos porta skis resultan una opción más que recomendable ya que resultan tremendamente cómodos y cuentan con varias capacidades. Se instalan sobre las barras portaequipajes y la mayoría de ellos cuentan con sistemas de fijación en el raíl de la barra, de manera que la instalación se realiza en cuestión de minutos.

Estos portaesquís incluyen cerradura de seguridad para evitar que indeseados ladrones quiten nuestras tablas. Además el botón de accionar la apertura suele ser grande para no tener problemas de apertura aunque llevemos los guantes puestos.

Las gomas superiores e inferiores de estos porta-esquís son suaves para no dañar las superficies de los esquís o tablas de snowboard durante el transporte.

Los nuevos modelos de portaesquís disponen –o ya los llevan- elevadores en la base para que las fijaciones de tablas o esquís no dañen nuestro techo.

Los materiales de los portaesquís suelen ser aluminio y plásticos de alta calidad para aportar ligereza y aerodinámica al conjunto de barras de techo y portaesquís.

Algunos modelos de marcas como Thule o Nordrive son extensibles, es decir, la base donde se cargan los portaesquís se desliza hacia “fuera del techo” para que la carga sea aún más cómoda.  Una vez cargados los esquís, se volvería a deslizar hacia dentro y a asegurar.

Portaesquís de bola: este tipo de portaesquís es válido únicamente para aquellos vehículos que tienen instalada una bola de remolque. La capacidad de este tipo de porta-skis puede variar dependiendo del modelo pero suele ser algo mayor que la de los portaesquís de techo. Con este tipo de soportes ganarás tanto en aerodinámica como en consumo, ya que no hará tanta resistencia al viento como uno que vaya instalado en el techo. Este tipo de portaesquís resulta idóneo para vehículos como 4×4 o SUV en los que la carga en el techo resulta más incómoda o a veces, prácticamente imposible.

La carga en estos portaskis resulta sumamente cómoda ya que bastará con abrir los soportes y colocar la carga. Una vez cerrados, los aseguraremos con la cerradura (que la mayoría de modelos incluyen).

Los brazos que agarran a los esquís o tablas van acolchados como en el tipo anterior para proteger el material ante vibraciones o baches.

Con porta-tablas de snow o portaesquís de enganche será necesario llevar también una placa V-20 para señalizar la carga que sobresale del vehículo por la parte trasera tal y como indica la legislación.

En esta categoría están incluidos los portaesquís para vehículos que tienen rueda de repuesto en la parte trasera del vehículo, el soporte irá instalado en ésta y la colocación de las tablas será igual o parecida a los de bola. En este caso también habrá que señalizar la carga con una placa V-20 homologada.

Cofres portaesquís: esta opción es más que recomendable para cualquier turismo ya que será un accesorio del vehículo que utilizaremos tanto en invierno como en verano. Los cofres portaequipajes se instalarán sobre las barras de techo y aparte de las tablas, podremos transportar otros elementos como botas, cascos, equipaje u otros elementos que necesitemos. Los cofres portaesquís se caracterizan por la longitud que tienen, ya que se pueden adaptar a la medida de esquís o tablas. No obstante, es recomendable medir los esquís y comprobarlo con la medida del cofre para que no haya ningún problema.

Varios cofres porta-esquís como los G3 Spark Negros o algunos modelos Thule cuentan con apertura bilateral (por ambos lados) para una mayor facilidad de carga, así en un garaje o aparcamiento se podrá elegir el lado de carga que sea más accesible para el usuario.

Existe la opción para los cofres Thule de instalar un accesorio porta-esquís para el interior de los cofres, este accesorio cuenta con unos soportes que van de lado a lado del cofre junto con unas cinchas de seguridad, de manera que se evite el movimiento de los esquís dentro del cofre.

Los maleteros de techo cuentan con gran capacidad de esquís o tablas de snow, con lo que si es un grupo de amigos o una familia la que viaja a la montaña, esta opción puede ser la más acertada ya que se ganaría espacio en el maletero para el equipaje de todos.

Portaesquís magnéticos: este tipo de portaesquís es cómodo y rápido de instalar y desinstalar del vehículo pero se deberá tener cuidado de no rayar el techo del vehículo (algo que sucede con frecuencia). La colocación de estos porta esquís debe ser minuciosa ya que la superficie debe estar limpia y seca, de lo contrario se podrán soltar durante la marcha y resultar un peligro para los ocupantes y para otros conductores.

Por otro lado, se deberán leer las instrucciones y normas de uso ya que en muchas ocasiones la velocidad de circulación máxima será de unos 90km/h.

 

Contamos con multitud de marcas y precios para que se elija la que más se adapte a las necesidades. Las marcas de portaesquís con las que contamos son: Cruz, Thule, Whisbpar, Yakima, Menabo, Pool-Line, Mottez, GEV, Nordrive, G3 y Towcar.

 

Seguridad de los portaskis o portatablas

Los tres primeros tipos de portaskis (de techo, de bola o cofres de techo) son los sistemas de transporte de esquís o tablas de snow más seguros que existen hoy en día, siempre y cuando se instalen de manera correcta, siguiendo las instrucciones minuciosamente y se sigan las recomendaciones de uso en cuanto a restricciones de velocidad (si las hubiera), peso soportado, etc.

De esta manera conseguirás llegar a las pistas con todo tu material deportivo de manera cómoda y segura 100%.

Una importante recomendación es que cuando se finalice la escapada a la estación de esquí se cumplan dos pasos: por un lado que se desinstale el portaesquis para ahorrar combustible en nuestros desplazamientos y por otro lado que se  limpie correctamente y se deje completamente seco, de manera que ni las gomas ni el resto de materiales queden dañados de una a otra excursión a la montaña.